Lírico delirio (K.Dilano)

 

Y llegó la primavera.

Sin la explosión colorida de su frescura y olor.

Sin la animada esperanza de un sol templado y reconfortante.

Sin la emoción ni el fulgor.

Sin la sonrisa del amigo ni el beso del amante, sin ilusión.

Deseó que la estación no avanzase, que el invierno retrocediera para saltar y topar con la hoja caída;

pero vio aquel lirio, desplegando su aroma embargante,

y sonrió.

 

Add Comment