Correas del sur
Correas del sur

Me encuentro sola frente al espejo, por primera vez después de una semana. Descansada, querida y renovada, pero con una profunda tristeza albergando en mi interior. Han sido varios días sin parar de follar, de reír, de jugar y retozar; sin separarnos ni un instante el uno del otro. Intentando prolongar, aunque sólo fuera un

LEARN MORE
Presentación de Luna
Presentación de Luna

Mi hermana Malena salió zumbando de casa en cuanto colgó el teléfono. Habían ingresado de nuevo a su suegra en urgencias y lo más probable es que ya no saliera. Así que allí me encontraba yo en el saloncito de mi apartamento, con una docena de conocidas suyas y dos o tres mías que no

LEARN MORE
No va mas
No va mas

Manuel Ordoñez venía a tener una doble vida. Socialmente aceptada en aquellos tiempos, pero intolerable para sus vástagos legales. Procedía de una desahogada familia ceutí que pudo darle a finales del siglo XIX unos estudios y algunas tierras de las que tenían para que comenzase su vida como agricultor. Pronto comenzó a prosperar y consiguió

LEARN MORE
La maleta
La maleta

Recién levantada, sin duchar y con una taza de café caliente entre las manos, me encontré observando aquella maleta que había dejado sobre la mesa. Aquel trolley, color violeta con ruedas y una luna dibujada en cuarto creciente ocupando el frontal de la misma, me retaba. Era difícil de explicar pero parecía que tuviera vida

LEARN MORE
Amara a muerte
Amara a muerte

Este descubrimiento sería un hallazgo, al menos para mi familia y para mí, si es que alguien podía llegar a creerse esta loca deducción que tenía ante mis narices. Aquellas pequeñas cuartillas se deshacían entre los dedos. Los cien años que llevaban escritas no ayudaban mucho a su conservación; las manchas y el paso del

LEARN MORE
La familia
La familia

Comida de domingo en casa de mis padres. Por suerte Malena se puede escapar. A los postres y hablándome al oído, el mayor de mis hermanos, Diego, me cuenta una cosa que me hace escupir todo el café sobre el mantel de hilo bordado por mi madre. –¿A ver qué te parece el comienzo de

LEARN MORE
Reunión entre amigos
Reunión entre amigos

Me encontraba en el numero 32 de la calle Hermanos Álvarez Quintero. Portal abierto, clásico ascensor de dos puertas de forja y cabina que se veía a través del hueco de la escalera. Me meto dentro y… primero, segundo, tercero y cuarto piso, clonkkk; frenado en seco y el tembleque de piernas en aumento. Desde

LEARN MORE
El refugio de Bernadette
El refugio de Bernadette

Desde pequeño siempre me llamó la atención aquella fachada; tan viva y luminosa que acaparaba todas las miradas de quienes pasaban por su lado. Siempre repleta de plantas adornando sus ventanales y con casi las mismas prendas colgadas de sus cuerdas día tras día. La puerta de acceso rompía la monotonía cromática, pero acomodaba la

LEARN MORE
Clavado
Clavado

Tan sólo será un momento, un breve instante lo que me lleve a decidir si hacerlo o no hacerlo. Las fuerzas flaquean y el cansancio se impone pero quizás sea el último. Con un pequeño esfuerzo, conseguiré ponerme en pie. Mantener el equilibrio en el filo de la roca hasta conseguir estirar mi cuerpo.  

LEARN MORE
Cena de Empresa
Cena de Empresa

Recién sentada a mi mesa, en la pequeña empresa de publicidad donde trabajaba como dibujante y armadora, se me acercó Dolores, la madurita, resuelta y capacitada secretaria del gerente. –¡A ver Luna, dame ideas hija! Porque parece mentira que con tanto creativo por aquí suelto siempre me dejen a mí el encargo de la cena

LEARN MORE
Expediente Disciplinario
Expediente Disciplinario

01:45 a.m. ¡Por fin en casa! Bastante achispada, atiborrada de rollos maki, gominolas fálicas y sobre todo alucinada con la idea de haberme insinuado a uno de mis jefes. Aunque fue él quien comenzó primero. ¡Bueno que más daba! El caso es que me sentía atraída por Iván y eso que nunca me había fijado

LEARN MORE
Strip Poker
Strip Poker

Tan sólo quedaba una hora para marcharme a casa y parecía que me quedasen diez más de lo lento que pasaba el tiempo. Después de aquel inesperado y tempranero polvo en el despacho, mis compañeros fueron llegando escalonadamente e incluso muchos ni aparecieron ya que Marieta, la asistente de Iván, tenía que terminar una grabación

LEARN MORE